Manejo de refrigeradores y congeladores

tiendspro13

Si no se hace correctamente, la refrigeración puede ser perjudicial para algunos producto.

Publicado hace 4 años

Si usted almacena alimentos en el refrigerador, el congelador, o en el estante, usted tiene muchas oportunidades para prevenir enfermedades transmitidas por alimentos. El manejo seguro de los alimentos comienza con la compra:

  • Aproveche tiendas que ofrecen toallitas desinfectantes a la entrada para limpiar los mangos de los carros que pueden albergar gran cantidad de gérmenes.
  • Compre alimentos refrigerados y congelados por último.
  • Separe los alimentos listos para comer de los alimentos crudos. Paquetes de trozos de pollo “chicken nuggets” refrigerados o congelados, por ejemplo, deben mantenerse separados de las carnes crudas.
  • Nunca elija carne o aves en un paquete roto o goteando líquidos.
  • Coloque las carnes en bolsas plásticas lejos de otros alimentos en el carro.
  • No compre alimentos pasados de la fecha de compra “Sell-By”, “Use-By” o cualquier otra fecha de expiración.
  • Compre paquetes de aspecto frescos. Latas cubiertas de polvo o etiquetas rotas pueden indicar un producto viejo.
  • No compre productos enlatados con golpes, oxidados, o abolladuras agudas.
  • Compre productos congelados que están sólidamente congelados. Busque por partes blandas que pueden indicar que están descongeladas.
  • Separe todos los productos de limpieza de los alimentos.

Los alimentos perecederos también son conocidos como alimentos “potencialmente peligrosos”. Un alimento potencialmente peligroso es cualquier alimento capaz de soportar el crecimiento de bacterias. Estos alimentos generalmente son húmedos y bajos en ácido. No deje los alimentos en la “zona peligrosa” (40° F a 140° F) más de 1 – 2 horas.

Por ejemplo: un huevo cocido, pueda que tenga 200 células de bacteria, un nivel que pueda que no enferme a nadie, se puede dejar reposar a temperatura ambiental (70 °F).

Las células de bacteria en ese huevo pueden multiplicarse a más de 25,000 células en 2 horas. Después de 3 horas, el número de células de bacteria podría ser más de 1 millón, con el potencial de enfermar a cualquier persona.

  • Alimentos potencialmente peligrosos incluyen:
  • Alimentos de origen animal como la carne, leche, queso, aves, huevo, pescados, y mariscos, crudos o cocidos.
  • Alimentos de la tienda del delicatesen y alimentos listos para comer.
  • Alimentos de origen vegetal que han sido tratada térmicamente, incluso de vegetales, frijoles y arroz.
  • Brotes crudos.
  • Melones cortados, zanahorias peladas, y otras frutas y vegetales peladas.
  • Pasta cocida.
  • Tofu y otros productos de proteína de soya húmedos.
  • Salsas como la salsa holandesa y muchas otras salsas (a menos que sean altas en ácido, tal como los de vinagre).

Las temperaturas del refrigerador ni del congelador matan bacterias, ellos sólo desaceleran o detienen la tasa de crecimiento bacteriano. ¡Las bacterias siguen vivas en el congelador! En el refrigerador (41° F o menos), las bacterias no sólo sobreviven, pero pueden crecer lentamente. Algunos organismos, como la Listeria, puede crecer lentamente a temperatura del refrigerador. Para evitar la multiplicación de bacterias en los alimentos potencialmente peligrosos, mantenga los alimentos fríos durante todos los pasos en el manejo.

Fruta adicional y consejos de almacenamiento:

Toda fruta o vegetal cortado, pelado, o cocidos deben ser almacenados en recipientes limpios y cubiertos en el refrigerador. Rotular los recipientes con las fechas ayuda realizar un seguimiento de las fechas de almacenamiento.

  • Es mejor almacenar vegetales de raíz como las papas, cebollas, y todos tipos de calabazas en un lugar fresco y seco. El refrigerador es demasiado húmedo para estos vegetales frescos.
  • Una vez que sean cortadas, la calabaza se puede refrigerar por 2 a 5 días. No se recomienda congelar.
  • Todas las frutas y los vegetales deben ser mantenidos lo más seco posible antes de guardar. La humedad promueve el crecimiento de moho y acelera el proceso de descomposición.
  • Guarde lechuga y otras hojas verdes en envoltura a prueba de humedad, bolsas plásticas, o en un recipiente para guardar lechuga. Envuelva y guarde lejos de otras frutas y vegetales.
  • Aunque se pueden refrigerar tomates, refrigeración disminuye el sabor y cambia la textura. Guarde tomates cortados en el refrigerador y use dentro de 1 día.
TAGS: