Los pasos para un negocio online exitoso

online

¿Qué es lo que vas a vender? ¿A quién se lo vas a vender? ¿Cuál es el modelo de negocio que usarás?

Publicado hace 1 año

Ciudad de México.- Como en tantas otras áreas de la vida, la decisión de qué negocio online empezar tienes que tomarla . Lo único que puedo hacer por mi parte es darte una hoja de ruta para que sepas las distintas etapas que tienes por delante, y algunos pequeños consejos basados en mi experiencia para ayudarte en tu camino.

Aquí te brindamos algunos consejos para iniciar tu odisea en internet y montar el negocio que deseas con éxito.

1. Define tu estilo de vida ideal y tus objetivos

El objetivo final de cualquier negocio –tanto online como offline– es ayudarte a conseguir tu estilo de vida ideal. Por eso, lo más importante de todo (y algo que por desgracia mucha gente olvida) es saber qué es lo que quieres.

¿Cómo te gustaría que fuese tu vida de aquí a 1-2 años? ¿Cuánto necesitas ganar para pagar todo eso?

Recuerda: si no sabes a dónde vas nunca sabrás si has llegado a tu destino. El mayor error que puedes cometer es partirte los cuernos para crear un negocio online, y cuando por fin tengas “éxito” darte cuenta de que no es lo que querías y que te has convertido en un esclavo de tu propia creación.

2. Elige un modelo de negocio compatible

Una vez que tengas claro tu estilo de vida ideal el siguiente paso es encontrar el tipo de negocio que te permita hacerlo realidad.

Además del potencial monetario, es importante que tengas en cuenta tus habilidades y tus preferencias personales. Los ideal es que, para atraer a tus clientes y comunicarte con ellos, elijas un modelo que utilice un canal que te guste y se te dé bien, ya que ese es el verdadero corazón de tu negocio (no tu plataforma digital).

Aunque al final todas las tareas se pueden subcontratar, la idea es que crees un negocio online que aproveche al máximo tus fortalezas y que te resulte entretenido. Si odias con toda tu alma escribir, ¡no seas capullo y empieces un blog sólo porque lo hace todo el mundo!

gif

 

3. Aprende lo que necesites

Empieza buscando en Google y YouTube. Encontrarás tutoriales gratuitos sobre cualquier tema que te imagines. En algunos casos también merece la pena invertir en material de pago, siempre que venga de alguien que ya haya conseguido lo que tú quieres conseguir y que aplique sus propias enseñanzas. Busca al número 1 en lo que quieras aprender y compra su libro, y si te convence lo que lees considera apuntarte a alguno de sus cursos. La mejor información suele estar en inglés, así que si sabes este idioma partes con ventaja.

4. Haz que la suerte te encuentre

Poca gente te dirá esto, pero para tener éxito en cualquier negocio y especialmente en Internet hay que tener un poco de suerte (dentro de poco escribiré un post completo sobre el papel que juega la suerte en nuestras vidas).

A veces, suerte significa elegir la opción correcta en el momento adecuado. Por ejemplo, hubo una época en la que las páginas de fans de Facebook funcionaban muy bien porque tenían mucho alcance. Conozco gente que ganó miles de euros con ellas, y si tú hubieses empezado un negocio basado en fanpages en ese momento seguramente también te hubiese ido muy bien. Luego Facebook cortó el grifo y, aunque todavía se pueden seguir utilizando, ya no es lo mismo. Muchas veces la diferencia entre el éxito y el fracaso es simplemente cuestión de timing; de cruzarse con la gallina de los huevos de oro cuando todavía son de oro y está poco explotada.

Sí, el azar influye más de lo que muchos quieren reconocer, y como es algo que no puedes controlar lo mejor es aliarte con él e intentar muchas cosas diferentes hasta que alguna de ellas “explote”. Por eso te reto a qué:

  • Escribas 500 posts y ninguno sea bueno
  • Crees 10 info-productos y ninguno se venda
  • Publiques 40 ebooks en Amazon y ninguno tenga éxito
  • Empieces 50 páginas de afiliados y no puedas vivir de las comisiones
  • Grabes 100 entrevistas y nadie escuche tu podcast

Normalmente cuando algo funciona lo notarás rápidamente. La clave es detectarlo y reconducir todos tus esfuerzos en esa dirección.

 

TAGS: , ,