Entregar a domicilio es un servicio adicional que te da una ventaja sobre las tiendas cercanas que te hacen competencia.

Bajar los niveles de inventario es fácil, lo complicado es mantenerlos bajos y no afectar el servicio.